El jinete británico Robert Whitaker y el holandés Waterstone en Estocolmo.

Este sigue siendo el salto sin montura más alto del mundo

El británico Robert Whitaker encaró a pelo un muro de cartón piedra de más de dos metros de altura con el fiable Waterstone en Estocolmo

No es fruto de un montaje ni del azar. La suma sin igual de Robert Whitaker (27) y el holandés Waterstone (14) calentó el ambiente del gélido Estocolmo durante el Show Internacional de Saltos de 2011 tras superar sin dificultad una tapia de mentira de 212 centímetros de alto en la prueba de potencia, estableciendo así un récord mundial (no oficial) de salto sin montura que no se ha superado todavía.

El jinete se hundió en el dorso del castrado castaño para superar el recorrido. Trazó el trayecto en un galope suave y cómodo, voló sobre el primer salto -un vertical de barras blancas de metro y medio de altura- y enfiló la pared en la que terminó estampando una nueva marca mundial de la categoría. “Es un registro no oficial”, dijo el jinete tras la exhibición, “creo que otros jinetes han saltado más alto en un foro privado”.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *