Abejaruco europeo en vuelo sobre la laguna de La Janda.

La alucinante fauna que resiste en la laguna de La Janda

Aves acuáticas, reptiles e insectos singulares forman parte de la fauna que todavía se aloja en la canalizada laguna de La Janda

Todos los esfuerzos empleados desde 1812 en vaciar de forma irreversible el humedal no han conseguido desplazar a la singular fauna que acoge la laguna de La Janda desde los hombres prehistóricos. Considerado uno de los humedales interiores más extensos de Europa y un enclave de alto valor ecológico que permite el descanso y la reproducción de aves migrantes durante el otoño y la primavera, la antigua laguna de La Janda no está catalogada como Zona Especial de Protección de Aves ni incluida en el listado oficial de Ramsar en el que se recogen otras masas de agua dulce como Doñana, Bahía de Cádiz y la inferior Laguna de Medina.

Aún así, los canales de desagüe, las arterias de riego y las aguas remansadas que no consiguen achicar los agricultores de los campos de cultivo intensivos de arroz, maíz y algodón sirven de alojamiento para la vida. En esta galería gráfica guardada recientemente por la Asociación Amigos de la Laguna de La Janda aparecen especies históricas de la comarca jandeña, como el ibis eremita, el calamón común, el morito común o el abejaruco europeo, un pájaro de 27 centímetros de longitud que cruza el Estrecho de Gibraltar dos veces al año luciendo en el plumaje todos los colores del arco iris.

Además, hay un número indeterminado de invertebrados, anfibios y reptiles protegidos que se buscan la vida entre los arrozales. Rapaces, aves crepúsculares y pequeñas acuáticas comparten ecosistema con abejorros de alas moradas, libélulas rojas, verdes y azules, así como una variada gama de mariposas, mosquitos y crustáceos que alimentan la cadena trófica. Hemos identificado esta selección de imágenes de la Asociación de Amigos de la Laguna de La Janda con la ayuda de Chema Lubián, Francisco Jiménez Cazalla, Manuel Jiménez y Pablo Barrena.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *